El aire acondicionado casero que no necesita electricidad

Si hace unos meses os contábamos cómo una joven química había conseguidos que pudieras enfriar latas y botellas hasta 20 grados centígrados, en menos de diez minutos y que además, funcione sin electricidad ni hielo, hoy os traemos un invento de bajo coste que de nuevo, vuelve a reutilizar botellas de plástico para crear una innovadora solución para el hogar. Su funcionamiento es tan sencillo, que puedes crearlo tu mismo. ¡Do it Yourself!

La idea parte de unos ingenieros indios preocupados por las terribles olas de calor que acechan el país. Hace poco en nuestro viaje a la India nos confesaron que la temporada de lluvia cada vez era menor en tiempo y más intensa. Pero no sabían era tan sólo un ciclo o una tendencia que podía llegar a ser muy peligrosa de no revertir pronto. Los expertos en clima aseguran que este año ha sido peor debido al cambio climático en el planeta. El calor, la sequía y las tormentas de polvo y arena que llegan del desierto durante estas temporadas, acompañadas de vientos muy cálidos pueden llegar a ocasionar condiciones de vida muy peligrosas.

Estos ingenieros diseñaron una solución que pudiera ser asequible para la mayoría de ciudadanos y además, respetuosa con el medio ambiente para no agravar más la situación. El aire acondicionado que todos conocemos, perjudica al medio ambiente. Los climatizadores consumen mucha energía eléctrica, lo que hace que se emita más CO2 a la atmósfera y se agrave por lo tanto el calentamiento global y un estudio de Ecologistas en Acción demostró en el 2011 que el uso sistemático de los climatizadores puede aumentar la temperatura en 1,5º o 2º en verano en una ciudad como Madrid.

Por eso esta idea es tan necesaria y merece ser compartida: no sólo usa materiales reciclados, sino que no necesita electricidad. Lo han denominado Eco-cooler y detrás de él se encuentra la empresa Grameen Intel Social Business, una iniciativa que trabaja para encontrar soluciones tecnológicas que puedan estar disponibles para toda la población.

La propuesta, al igual que el proyecto de iluminación “un litro de luz“, es muy sencillo pero puede cambiar la vida de millones de personas. Se basa en un principio muy básico: cuando una fuente de aire acelera su velocidad para pasar de un espacio amplio a un espacio pequeño, se enfría. Haz esta sencilla prueba: sopla a tu mano con la boca bien abierta, sentirás el aire caliente saliendo de tu cuerpo. Por otro lado, haz el mismo ejercicio con la boca casi cerrada. Al acelerase para poder pasar por el espacio más pequeño, sentirás el aire se a enfriado. Eco-cooler simplemente versiona este sistema de enfriamiento a través de la diferencia de presión.

Ecocooler-3

Eco-Cooler-1

Eco-Cooler-4-e1465202211739