Entran en prisión los antiguos directivos de Novacaixagalicia.

Artículo original.

Julio Fernández Gayoso, José Luis Pego, Gregorio Gorriarán, Óscar Rodríguez Estrada y Ricardo Pradas ingresaron el 17 de Enero del 2017 en la cárcel. Están condenados a dos años de prisión por el caso de las indemnizaciones millonarias. La Audiencia justifica su decisión por la gravedad de los hechos y por que los condenados no han devuelto los 10 millones de euros que se les reclaman. 

Los directivos de Novacaixagalicia condenados por el caso de las prejubilaciones millonarias han entrado este lunes en la cárcel. La Audiencia Nacional ha ordenado el inmediato ingreso en prisión del ex director general José Luis Pego, el ex responsable inmobiliario Gregorio Gorriarán y ex responsable de la integración Óscar Rodríguez Estrada por haber mejorado su prejubilación ante la perspectiva de que iban a tener que abandonar la entidad. La orden se extiende también al expresidente de la entidad Julio Fernández Gayoso y al asesor jurídico Ricardo Prada, considerados cooperadores necesarios. Gayoso, Pego y Estrada fueron detenidos en Vigo, mientras que Gorriarán, en Madrid.

La ley en España establece que una persona condenada a más de dos años de prisión debe ingresar en prisión mientras que en condenas de dos años o menos, cuando no existen antecedentes, queda a decisión del juez. Y en este caso se ha decretado que los directivos vayan a la cárcel. La Audiencia Nacional ha valorado «la gravedad de los hechos y que el propio Tribunal Supremo, en su sentencia de septiembre, considerara benévola la pena a dos años». Otro de los argumentos que la Sala ha tenido en cuenta es que «los condenados no han devuelto el dinero y que tienen todavía causas pendientes con la justicia». Fuentes jurídicas alegan, sin embargo, que los directivos han vuelto a recurrir la sentencia, motivo por el que no han devuelto el dinero.

La antigua cúpula de Novacaixagalicia fue condenada a dos años de prisión y multa de diez meses con una cuota diaria de 250 euros por la Audiencia Nacional. Pego, Gorriarán y Rodríguez Estrada fueron considerados culpables de dos delitos: administración desleal en concurso de leyes y apropiación indebida en su modalidad de gestión desleal. Gayoso y Pradas fueron condenados como cooperadores necesarios. La pena fue confirmada por el Tribunal Supremo, que rebajó de 14,5 a 10,4 millones las cantidades que debían reintegrar Pego (6,5 millones) y Gorriarán (3,9). Rodríguez Estrada, que inicialmente tenía que devolver 240.000 euros, quedó exento por el Supremo aunque lo convirtió en responsable solidario, al igual que a Gayoso y Pradas. Son las cantidades en las que los directivos engordaron sus contratos de alta dirección antes de la fusión de Caixanova y Caixa Galicia, según consta en los informes en los que se basó la sentencia.

Los contratos de alta dirección se modificaron en el año 2010, en un momento en que se había reclamado 1.162 millones de euros al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para superar la situación de inviabilidad de las dos cajas gallegas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s