Por qué no son buenos los datos de la Epa del tercer trimestre del 2015.

¿Son los datos de la Epa del tercer trimestre del 2015 tan buenos como quiere vendernos el gobierno?, pues no, no son buenos datos….Porque en cuatro años de Rajoy tenemos una tasa de desempleo del 21,08% frente al 21,28% que dejó Zapatero y 107.600 ocupados menos de los que dejó Zapatero. Había mas personas trabajando con Zapatero que con Rajoy. Los datos de la Epa del tercer trimestre del 2015 no son buenos por que la tasa de desempleo solo ha disminuido un 0´2 % en 4 años y hay menos gente trabajando con Rajoy que cuando gobernaba Zapatero. A estos datos hay que añadir que el trabajo que se crea es temporal y precario, por lo que la euforia del Partido Popular ante los datos no está justificada.

Dada la avalancha de titulares ‘eufóricos’ en la prensa afín al Gobierno y en aquella que sin ser tan afín quiere adular, llegaremos a la conclusión de que la realidad depende del color del cristal con el que se mire, porque los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al tercer trimestre son los que son: tasa de desempleo prácticamente idéntica a la que dejó Zapatero pero con 104.300 personas menos trabajando. O sea, que empeora la herencia recibida si nos atenemos estrictamente a las cifras. ¿Qué hace el Gobierno? utiliza una variable ‘psicológica’: en 2011 se destruía empleo y ahora se crea. Es un empleo temporal, parcial y con sueldo muy bajos, pero se crea aunque ni con esas se llega a la cifra de ocupados que dejó Zapatero, dato que por sí solo debería bastar a quienes calificaron los datos de 2011 de horror, desastre y cosas peores para concluir que Rajoy vende como triunfo presentar a los españoles la herencia intacta en lo que a empleo se refiere. En educación, sanidad y dependencia intacta no está, como todos los ciudadanos saben.

Los datos principales:
La EPA del tercer trimestre de 2011 reflejó que en España había 4.978.300 desempleados y la del mismo trimestre de 2015 dice que hay 4.850.800. Eso significa que a 30 de septiembre (EPA favorable porque computa el trimestre del turismo) hay 127.500 desempleados menos que los dejó Zapatero, por lo que el dato en sí mismo parece favorable a Rajoy. Veamos por qué no lo es.
A 30 de septiembre de 2011 había en España 18.156.300 personas activas y a 30 de septiembre de 2015 (los datos publicitados hoy) había 18.048.700, lo que significa que con Rajoy hay 107.600 personas menos trabajando. Y ese es el gran problema, que hay menos gente trabajando y por tanto cotizando a la Seguridad Social y pagando impuestos. ¿Por qué hay menos gente trabajando? porque con el estallido de la crisis miles de personas instaladas en España se marcharon en busca de trabajo, por una parte inmigrantes que retornaron a sus países o se fueron a otros y, por otra parte, jóvenes españoles que se vieron obligados a emigrar como lo habían hecho sus abuelos.

Medio millón de empleos perdidos con Rajoy:
Hay un dato claro, nítido y demoledor: en los 4 años de Rajoy se han perdido 540.800 empleos. Son datos del Instituto Nacional de Estadística, por tanto aunque en 2015 se ha creado empleo (en 2014 no se creó si no que se destruyó tal y como certifica el INE) no se ha creado lo suficiente para compensar lo destruido. No olvidemos que a finales de 2012 Rajoy marcó un récord nunca visto en la democracia española con ningún Gobierno, una tasa de paro del 27% y más de seis millones de parados. Por eso Luis de Guindos no compara las cifras con el Gobierno zapatero, las compara con otros años de la Legislatura de Rajoy.

¿Cuatro años para este milagro?
Los datos de la EPA reflejan que los contratos que se firman son temporales y los ingresos en la Tesorería de la Seguridad Social vía salarios reflejan que la devaluación salarial en España ha sido brutal. Así pues empleo temporal y con salarios más bajos de los que se pagaban en el Gobierno Zapatero. En definitiva, cuatro años de Rajoy para acabar con una tasa de desempleo del 21,08% frente al 21,28% que dejó Zapatero ¿Es una diferencia ‘milagrosa’? y 107.600 ocupados menos de los que dejó Zapatero. Juzguen ustedes.